Una fantástica noticia para los amantes del mundo romano. En la capital de Israel, Jerusalén, ha sido hallado casi en perfecto estado un pequeño Odeón para conciertos acústicos con un aforo selecto para 200 personas, las excavaciones que se están llevando en la actualidad les ha dirigido debajo del famosísimo Muro de las Lamentaciones.